PINTANDO VERSOS

ANA MARIA ESPINOSA(Carla Herrera)

miércoles, 30 de enero de 2008

Aquella niña con las piernas destrozadas.

+

En el momento impreciso en el que la nada fluye, en el que cesa el tiempo y un olvido blanco llena la memoria, es el punto de intersección donde la luz no genera sombra.

Vaciarse de luz, de sonidos. Desnudarse de la carne. Ser fuera del tiempo, del espacio en el que cuadriculas pensamientos. En ese fondo de túnel se escribe la historia del dolor.

Apartado todo; mirar a lo oscuro, rodearse de silencio y frío, es la forma de mirar lo perdida que camina la inteligencia.


(Salvador Dalí)

+
Hacer un arco iris de la sangre, es el único modo menos hiriente de mirar y recordar aquella imagen en el óleo del pintor.

+
Imagen que brotó del hedor de la guerra y el pintor plasmó como un gran arco iris, alimentado con su rostro y con su sangre. Así, niña, puedo mirarte y expresar después, lo crudos y crueles que pueden ser los arco iris.
+
Hacer un arco iris de la sangre es el modo “no hiriente” de mirar, aunque ya habrán olvidado cómo de tus frágiles piernas, manaban los colores, sonoros truenos, violentas tormentas, lluvias torrenciales de estremecimientos y gritos.

Un fotógrafo, un pintor, un escritor, estas palabras que hoy te dejo, son los únicos signos para recordarte. Por eso, es comprensible el impulso que llevó al pintor de ti, a su lienzo; al fotógrafo de su ojo, al objetivo; de esta visión de ellos, del fatal momento en que morías desangrada de colores, a estas palabras.

Nunca tendrán precio estos testimonios. Este cuadro no se vende, esta foto no se compra, este poema no se premia, porque son tristes obras, palabras surgidas de una más de las tristes guerras y genocidios que a diario, se extienden y pueblan nuestro precioso planeta. Un planeta al borde de…
+

La fotografía que inspiró este cuadro dio la vuelta al mundo.
Bombardeo en Iraq*
+
Esta es la fotografía original
(Se advierte que puede herir su sensibilidad):
http://web.tiscalinet.it/dp_su/immagini/guerra%20iraq%2001.jpg

+
ASI

+ +
Así
como el pintor ha dibujado
un arco iris con tu sangre,
con tus jirones de piel

colgándote de las rodillas
te recuerdo.
¿De qué rodillas?

+

Así puedo mirarte dos veces más
y detener un silencio hondo,
aguantar la respiración.


+
Tienes lo ojos cerrados.
Duermes para siempre
como la guerra vive para siempre.
¿Qué sueñas si han borrado el sol
de tu pequeño horizonte,
quebrado el columpio,
quemado el jardín,

bombardeado la escuela?.
¿Qué escuela?.


+
Estás en la memoria del escombro,
en la injusticia de la paz, el sinsentido.
Un anciano te lleva
-arco iris deshecho- en sus brazos
bajo pétreas lágrimas y desolación.


+
¿Llora? ¿quién está llorando ahora?
Y quién ríe sobre el duro olvido
de qué tumba.
++
+
Un anciano se inclinaba en auxilio
de un arco iris herido

que agonizaba, se despintaba,
el color se estremecía.


+
Así
........Desdibujándose
..................................como un negativo velado.
+
+
¿Cuándo volveremos al llanto?.
¿Cuándo de nuevo

se abatirá un arco iris a cañonazos?:
Cada día.



Y yo, no he venido a dejar un bonito poema. No.
Así pintan los diarios e informativos: imágenes de una guerra.

El deseo es testimoniar, manifestar, remover con palabras, todo aquello que punza en las entrañas tras la contemplación de esta imagen y muchas otras, reflejo del horror de todas las guerras.
(Las minas antipersona siguen causando estragos en la población infantil, desde hace mucho tiempo).



+


* Desconozco al autor de este cuadro, si alguien lo sabe y lo quiere facilitar para acompañar la obra, lo puede dejar en un comentario, y lo subiré a esta entrada.

+
+

Etiquetas:

6 comentarios:

Blogger Viktor Gómez ha dicho...

Ana...

¡Qué cierto! Siempre está la realidad superando a la ficción y es sabido que no hay poesía preferible a la poesía de no ficción.


Tu Viktor

31 de enero de 2008, 22:38  
Blogger Ana Maria Espinosa ha dicho...

Víktor:

La realidad es el hombre del saco.

Gracias por tus comentarios
siempre reflexivos y certeros.

1 de febrero de 2008, 10:38  
Blogger Matilde Selva ha dicho...

Cada día se abaten los colores del arcoiris para teñirlo de rojo sangre y rojo fuego. Y mientras unos lo padecen y sufren, otros, gracias al macabro sensacionalismo informativo que transforma lo más cruel en el pan nuestro de cada día, se inmunizan y vacunan contra las barbaries ajenas y lejanas.

Pero siempre quedan los que mantienen su sensibilidad en primer grado, y a pesar de la lejanía y el diario repiqueteo de la muerte ajena, siguen espantándose y conmoviéndose del provocado e innecesario dolor humano. Y los que lo recuerdan en sus letras a gritos, o en sus corazones en silencio, a pesar del olvido.

Un hermoso poema para recordarlo...cada día.

Abrazos

1 de febrero de 2008, 22:22  
Blogger Ana Maria Espinosa ha dicho...

Matilde:

Qué bien lo has expresado.
Será necesario mucho más
que las palabras para borrar
las verguenzas del mundo.

10 de febrero de 2008, 9:38  
Anonymous Anónimo ha dicho...

bueno no entre a esta pagina por casualidad anoche tuve un sueño muy extraño en donde se me hablaba de un pintura y me decian k hacia falta el junco iris o algo asi se me dijo k era una pintura al desnudo y luego veria un baño de sangre y ps jamas habia visto esa pintura o la foto...pero al meter esas palabras en internet la pagina k me salio fue esta y creo k concuerda totalmente...me gustaria saber en k momento t inspiraste para hacer ese poema y como fue =) ah x cierto muy interesant el poema aki dejo mi correo yuraima_marri_c@hotmail.com

19 de agosto de 2010, 17:44  
Blogger Ana María Espinosa ha dicho...

Anónimo:

Me inspiró el momento en que vi la pintura, esa pintura la pude mirar, porque la fotografía real sobre la que el pintor se inspiró para hacer este cuadro, es durísima. La pintura me pareció una forma compasiva de poder mirar frente a frente, el horror que producen las guerras, lo desamparados que están los niños.

22 de agosto de 2010, 23:31  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal