PINTANDO VERSOS

ANA MARIA ESPINOSA(Carla Herrera)

jueves, 18 de octubre de 2007

Spiderman (Dibujo de un niño de 4 años)


Spiderman existe.

Lo he visto lanzar sus finos hilos desde el pequeño tabique de tu nariz hasta esos ojillos marrones y sentarse en tus pestañas a contemplar Manhattan; la cabalgata de color que hoy encabezas, seguido por tu ejército de arañas.

Peter Parker y yo sabemos que ya dibujas sonrisas, compones la ternura en los papeles con los lápices de cera y los moldes de murciélagos que te trajo Batman.

Desde el hueco soleado de tu ventana, tejeremos sueños, tú y yo.

“Teaaña Piderman” (dices). ¿Lo ves?. Claro que sí, ahí está encaramado a la palmera, frente a tu ventana, junto a las palomas que arrullas todas las mañanas al despertar.
Cruzando la calle, a poca distancia, el colegio, visible desde esa misma ventana.

Spiderman te mira, como yo, que te contemplo como dejas el color en el gris de los días y los llenas de mariposas y vuelos invisibles, con telas de araña de tu amigo.












Etiquetas:

4 comentarios:

Blogger Viktor Gómez ha dicho...

Piderman, la sonrisa del heroe, la mirada generosa y vivaz,

Piderman, imantada ternura que pinta los días de comic y frescura haciéndonos mirar con ojos puros,

cuando seas más mayor ya veras que hermoso es ser el dador de vida a un vástago, el criador de personita con la sangre tuya trepa por las paredes y salta como araña simpar de día en día, de abrazo en abrazo, logranmdo la vida de los suyos.

Tu tío Víto

19 de octubre de 2007, 7:54  
Blogger Sandra Garrido ha dicho...

Ana, Spiderman, los pokemon, los reyes magos y el ratoncito Prez, ¿Acaso lo dudabas?
A mi mi hijo me ha convencido de ello.
Los niños son el mundo mágico que nos invita a soñar, y que como bien dices, nos pintan de colores los días grises..
Sabes?
HE decidido apuntarme a su escuela, porque además e enseñarme este mundo de magía y fantasia , suele ser quien mayores lecciones me da.

Un abrazo
Sandra

21 de octubre de 2007, 21:15  
Blogger Ana Maria Espinosa ha dicho...

Sí, mi querido amigo,
un día a día que felizmente
nos engulle en su embudo del tiempo.

Ojalá no les rozara a ellos,
¿verdad?

Gracias por tu bonito comentario.

22 de octubre de 2007, 18:17  
Blogger Ana Maria Espinosa ha dicho...

Gracias Sandra:

Tienes razón. Ellos nos enseñan
esa ternura verdadera y necesaria
que perdemos con tanta facilidad
al llegar a adultos.

Nos tendremos que apuntar en sus escuelas, seguro, que seremos más felices y más ricos de espíritu.

22 de octubre de 2007, 18:24  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal