PINTANDO VERSOS

ANA MARIA ESPINOSA(Carla Herrera)

lunes, 1 de octubre de 2007

Maruja Mallo. A años luz de su tiempo




Hay mujeres cuyos espíritus nacen a años luz de su tiempo.


Espíritus libres que casi nunca
son entendidos por sus coetáneos.


La mayoría de las veces perseguidos, marginados, postergados al olvido, asesinados... Sólo hay que mirar atrás, echar un rápido vistazo a la historia para darse cuenta de lo que estoy hablando.


Y casi siempre las mujeres se
llevan la peor parte.
Maruja Mallo. ¿Os suena?

A la gran mayoría, supongo que no.

¡Pues debería!.
Y no lo critico, yo supe de ella, hará solamente unos tres años.


No se valoran en su medida, los genios femeninos.
Por qué no pronunciar su nombre junto a Dali,
Picasso, Alberti, Hernández...
*
Maruja fue preculsora del surrealismo, imitada, incluso plagiadas
algunas de sus obras, fue referente para muchos artistas de su época.

Quizá este humilde espacio,
trata de hacer justicia.
Al menos eso intenta.

Ella y muchas más mujeres
artistas de su generación, lo merecen.

¡Enhorabuena a los que sí
les dice algo su nombre!.

El tiempo, espero, le dará
a esta genial pintora su justo lugar en la historia,
yo ya se lo he dado en mi corazón y ahí queda su
extensa, peculiar y original obra, es su legado.
*


Ana María Espinosa.







* Más información:
http://www.agapea.com/MARUJA-MALLO-n171613i.htm

*
http://www.ciudaddemujeres.com/mujeres/Pintura/MalloMaruja.htm
*
http://www.epdlp.com/pintor.php?id=3430



La obra de Maruja Mallo ha merecido, pues, el espaldarazo de la Revista de Occidente. Y lo ha merecido, ante todo, por la alta calidad intrínseca de su talento, por rango psicológico, independientemente de las manifestaciones pictóricas en que sus facultades se exteriorizan, pues con ser esas manifestaciones valiosas y admirables, lo que de veras importa en ella, como en cualquier otro artista moderno, es la pura genialidad. El índice de pura genialidad. Lo que de nuevo tenga que decirnos, más que la manera de decirlo. Y Maruja Mallo primero tiene talento, y después pinta.".
Antonio Espina, Gaceta literaria,






Centro Virtual Cervantes.
Rafael Alberti
Sobre los ángeles.

http://cvc.cervantes.es/actcult/alberti/obra/resena08.htm





A través de sus notas autobiográficas podemos entender qué alejado se sentía ya de poemarios como Marinero en tierra, La amante y El alba del alhelí. Lejos del mar de la infancia, lejos del sentimiento popular y gozoso, y cada vez más próximo a unos ángeles que esta vez no volaban en un retablo barroco, sino entre la broza del desconcierto, la decepción y la rabia: «Coincidiendo con el arrastrarme los ojos por los barrizales, los terrenos levantados, los paisajes de otoño de sumergidas hojas en los charcos, las humaredas de las neblinas, mi salud se resquebrajaba, y los insomnios y pesadillas me llevaban a amanecer a veces derribado en el suelo de la alcoba. De la mano de Maruja [Mallo] recorrí tantas veces aquellas galerías subterráneas, aquellas realidades antes no vistas que ella, de manera genial, comenzó a revelar en sus lienzos. “Los ángeles muertos”, ese poema de mi libro, podría ser una transcripción de algún cuadro suyo». (La arboleda perdida. Libros III y IV de memorias, Barcelona, Seix Barral, 1987, p. 29).


"Maruja Mallo, entre Verbena y Espantajo toda la belleza del mundo cabe dentro del ojo, sus cuadros son los que he visto pintados con más imaginación, emoción y sensualidad."
Federico García Lorca


Vivió una estrecha relación con el poeta Rafael Alberti, antes de que este último conociera a su futura mujer, María Teresa León. También tuvo relación con el poeta Miguel Hernández, en el que influyó en el poema "El rayo que no cesa".


¿No cesará este rayo que me habita
el corazón de exasperadas fieras
y de fraguas coléricas y herreras
donde el metal más fresco se marchita?
*
¿No cesará esta terca estalactita
de cultivar sus duras cabelleras
como espadas y rígidas hogueras
hacia mi corazón que muge y grita?
*
Este rayo ni cesa ni se agota:
de mí mismo tomó su procedencia
y ejercita en mí mismo sus furores.
*
Esta obstinada piedra de mí brota
y sobre mí dirige la insistencia
de sus lluviosos rayos destructores.
*
Miguel Hernández.


*
RESEÑA DEL LIBRO
Ferris, José Luis. Miguel Hernández. Pasiones, cárcel y muerte de un poeta. Madrid: Temas de Hoy, 2002. ISBN: 84-8460-186-2. 525 pp.


Extracto del libro:
*


"Una de las grandes novedades de esta obra tiene que ver con las mujeres a las que estaban destinados sus poemas de amor. Ferris deja claro que su novia y esposa, Josefina Manresa, no fue la única, ni siquiera la principal receptora, relegándola a un segundo plano. En escena aparecen los nombres de la pintora Maruja Mallo y de la poeta de La Unión María Cegarra Salcedo. Con ésta última mantuvo un idilio platónico fácil de percibir en algunos de los poemas en los que se le tiene muy en cuenta. Con Maruja Mallo fue muy distinto. Fue un amor salvaje, casi brutal, clamora y fieramente humano: "Ella, y no otra, tuvo el privilegio de ser la primera mujer en recibir la descarga de ese ímpetu juvenil, de esa fiebre retenida en las entrañas del joven escritor”. A Maruja, por lo tanto, dedicará Hernández sus más célebres y encendidos poemas amorosos".
*






"Las creaciones extrañas de Maruja Mallo, entre las más considerables de la pintura actual, revelación poética y plástica, original, «Cloacas» y «Campanarios» son precursores de la visión plástica informalista".
Paul Eluard





LA PRIMERA ASCENSION DE MARUJA MALLO AL SUBSUELO
*
Tú,
tú que bajas a las cloacas donde las flores más flores son ya unos tristes salivazos sin sueños
y mueres por las alcantarillas que desembocan a las verbenas desiertas
para resucitar al filo de una piedra mordida por un hongo estancado,
dime por qué las lluvias pudren las horas y las maderas.
Aclárame esta duda que tengo sobre los paisajes.
Despiértame.
Hace ya 100.000 siglos que pienso en que tú eres más tú cuando te acuerdas del barro
y una teja aturdida se deshace contra tus pies para predecir otra muerte.
El espanto que suben esos ojos deformados por las aguas que envenenan al ciervo fugitivo
es la única razón que expone mi esqueleto para pulverizarse junto al tuyo.
Una luz corrompida te ayudará a sentir los más bellos excrementos del mundo.
Periódicos estampados de manos que perdieron su nitidez en el aceite desgarran hoy el viento
y los charcos de grasa solicitan tus ojos desde los asfaltos reblandecidos.
Aceras espolvoreadas de azufre aclaman por el alivio de una huella
para que se agiten de envidia esos vidrios helados que se abandonan a los terrenos intransitables.
Emplearé todo el resto de mi vida en contemplar el suelo seriamente
ahora que ya nos importan cada vez menos las hadas,
ahora que ya las luces más complacientes estrangulan de un golpe las primeras sonrisas de los niños
y exaltan a puntapiés el arrullo de las palomas
y abofetean el árbol que se cree imprescindible para el
embellecimiento de un idilio o de una finca.
Mira siempre hacia abajo.
Nada se te ha perdido en el cielo.
El último ruiseñor es el muelle mohoso de un sofá muerto.
Desde los pantanos, ¿quién no te ve ascender sobre un fijo oleaje de escorias,
contra un viso de tablones pelados y boñigas de toros,
hacia un sueño fecal de golondrina?
*
RAFAEL ALBERTI.Gaceta Literaria, pág. 1, 1julio 1929.


Etiquetas:

6 comentarios:

Blogger Viktor Gómez ha dicho...

Aqui hay mucho arte, inescusable olvido y un prodigio de indagación, retorno y feliz diálogo.

bellas palabras de Hernandez y una obra femenina a revisar.

Tu Victor

2 de octubre de 2007, 22:14  
Blogger Julio Obeso González ha dicho...

Yo no la conocía y te confieso que me parece sublime. El olvido no es la muerte ni la memoria la resurrección; olvido y memoria son como el agua de esos ríos discurriendo por momentos a flor de tierra o escondidos bajo ella. Cuántas mujeres así, sombreadas a propósito, difuminadas tras las huellas de los hombres, obligadas a ser topos para no deslucir el brillo de ellos. Tenía que ser otra mujer quien nos rescatara su persona, la indiscutible genialidad de una obra fantástica.
Gracias Ana.

3 de octubre de 2007, 18:33  
Blogger Ana Maria Espinosa ha dicho...

Víktor:

A revisar y difundir.
El olvido sólo trae más olvido
nunca justicia.

Gracias por tu esencial presencia.

15 de octubre de 2007, 9:38  
Blogger Ana Maria Espinosa ha dicho...

Julio:

Gracias a ti.
Pero, ¡qué bien te explicas, hijo!.
Sombreadas ellas, brillantes ellos.
Así se ha escrito la historia.
Ya es un avance reconocerlo, aunque
a más de uno, le cueste.
(No es tu caso, ni mucho menos).

Buen día.

15 de octubre de 2007, 9:42  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Hola!!! Que bueno que alguién se acuerde de los olvidos forzados y forzosos de este país.
Yo navegando por Youtube encontré un video algunas pinturas de Maruja Mallo. No os lo perdais la música también pertenece a un surrealista exiliado Rodolfo Halffter (otro de los nombres que nos suenan poco, no?)

http://es.youtube.com/watch?v=I1g8Fg2YgCc

18 de diciembre de 2007, 15:15  
Blogger Ana Maria Espinosa ha dicho...

Anónimo:

Gracias por dejar tu comentario.
Iré a ver ese video en Youtube
y hablaremos de Rodolfo Halffter.

18 de diciembre de 2007, 17:22  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal