PINTANDO VERSOS

ANA MARIA ESPINOSA(Carla Herrera)

martes, 21 de agosto de 2007

Suma traditio

Hanks Steve (Acuarela)
*

*

Qué recuento

desde qué ángulo

en qué pálpito

sobre qué sangre

se alza inmenso

un Dios de piedra.

Interrogad a los vencedores

por los caídos,

al pan por la levadura

al cincel por la roca.

Preguntad por las sombras.

*

Suma traditio.

*

Ana María Espinosa.

*


Etiquetas:

4 comentarios:

Blogger Viktor Gómez ha dicho...

Contundente, instigador y corajudo poema.

Tu Viktor

22 de agosto de 2007, 9:34  
Blogger Ana Maria Espinosa ha dicho...

Gracias compi.
Un pajarito viajero
me susurró la idea.

22 de agosto de 2007, 10:24  
Blogger Julio Obeso González ha dicho...

¡Qué suerte tratarse con pajaritos viajeros! A mí, últimamente, sólo me visitan musas beodas, a las que no entiendo ni palabra de lo que dicen y algún que otro grajo del Turia.
Este poema, querida Ana, es de los que activan resortes. Desde su forma interrogante sin símbolos, dibuja desde lo preguntado una respuesta que toma forma, a medida que avanzas en la lectura."Interrogad" a cada quien a cada cual, por aquello que les ha hecho ser lo que son:
"a los vencedores

por los caídos,

al pan por la levadura

al cincel por la roca"; hasta ese -cierre categorial- que diría el malo de Gustavo Bueno: "Preguntad por las sombras" que son por sí mismas.
Un enorme poema, niña, anclado en un extraño ensimismamiento colectivo, compartido y expuesto.
Por cierto, lo de la muerte de Van Gogh es inexacto. Sin ir más lejos, la semana pasada le vi en la oficina de objetos perdidos, acompañado de Ernest Hemingway que, en su turno, preguntaba por un pez espada. Él, miraba de reojo las estanterías buscando pequeñas cajas. Con el número en la mano, otras caras conocidas hacían de la espera una segunda oportunidad: La Woolf, Pavese... Todos venían del otro lado del espejo y era Alicia quien repartía la vez. Es el estigma de quienes fueron tocados por una visión honda: Han extraviado algo, cada cual lo suyo; pero no están estrictamente muertos. Hay un error histórico en sus biografías. De hecho Vincent sigue escribiendo a Théo, ayer me reenvió un correo. Está en plena forma, trabaja aún más deprisa, más feroz que en Auvers-sur-Oise. Utiliza lienzos que robó en Saint-Rémy, en una sala de la segunda planta,-Torrente de Conciencia, rezaba su cartel.
Ya sé que nada te descubro,Ana, porque sigues quedando con él para pintar versos, pero conviene, de cuando en vez, lavar los errores que la historia se empeña en oficializar. Es una obscenidad concluir que alguien ha fallecido, por el simple hecho de haberse quitado la vida.
Un beso fuerte.
Julio.

23 de agosto de 2007, 7:38  
Blogger Raúl Ferreiro Figueroa ha dicho...

Carla...

Yo interrogaría a los duendes que habitan en estos versos.

Recibe mi afectuoso saludo,

Raúl

24 de agosto de 2007, 1:26  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal