PINTANDO VERSOS

ANA MARIA ESPINOSA(Carla Herrera)

lunes, 28 de mayo de 2007

Poemario del vino naciente. Juan A. Sánchez Quirós.(Edición Diciembre 1977)

*
*
Este es, mi amigo, Juan A. Sánchez Quirós.
Se marchó hace ya años.
Pero ¿Qué es el tiempo, si no un paréntesis
en el recuerdo, en los afectos?

*

*
*



*
*

** Juan:
Cuando tú te fuiste, no existía el mundo de internet. Te hubiera encantado. Recuerdo tus clases de mecanografía: "Las teclas están tapadas para que no veáis las letras y os acostumbréis a pulsarlas sin mirar". Por aquel entonces, teníamos los dedos fortalecidos de hundirlos en aquellas indómitas teclas de las antiguas máquinas de escribir.
*
*
De tu poesía, decían que era telegráfica, un esbozo del pensamiento, digo yo, lo preciso, como:
*
*
una uva
una teja
una bota de vino
un cortijo
una viña
una calle
un reloj
una copa
una esquina.
Eran tus palabras
una vendimia
escueta
de luz
y comenzaban
en un sustantivo
que se hiciera
arena o agua.


Etiquetas:

Juan A. Sánchez Quirós.Jerez de la Frontera.

*
*



Pica sobre la imagen para leer más facilmente






Copia realizada en las fotocopiadoras de antes,
años setenta y tantos.
Para poder leer más nítidamente, pica sobre ella.



Etiquetas:

sábado, 26 de mayo de 2007

Leyendo a Ana María un sábado tarde

.
. Por Víctor Gómez Ferrer.


Edward Hopper (EEUU 1882-1967)


-
Este poema forma parte del poemario inédito
“Pan de verso”. Lo he elegido porque es representativo
de los años 60, de muy gratos recuerdos para mí.

----
CARTA DE AJUSTE


Está vacía tu mecedora,
la humedad de la casa me hace estremecer.
Todo está igual,
las telarañas se ocupan de sus víctimas.
Parece que no existe el aire aquí dentro
en este hogar deshabitado.
Los visillos inmóviles, retienen la luz,
casi la besan sin poseerla jamás.
Las cenizas de la chimenea
-como desierto diminuto y sombrío-
duermen bajo las piedras antiguas.

El teléfono negro, colgado de la pared
parece esperar una llamada
que no ha de llegar nunca.
La enorme radio del salón aún conserva
los ecos del Caudillo, su débil voz agonizante,
sus tétricas palabras.
Después vino la televisión, con su carta de ajuste
-como el as de oros-Amstrong pisando la luna,
la perrita Marylin ... ...y “El país de los gigantes”
los sábados por la tarde.
El vértigo me lleva a un polvoriento sillón,
cierro los ojos
y te veo en el jardín regando las flores,
siempre es por la mañana,
un día luminoso de primavera.
Siempre eres joven y sonríes.

ANA MARIA ESPINOSA

- -----
Ana:

Releo este poema que publicaste ya hace un tiempo en la revista Atanor y me parece que entro por un túnel del tiempo para amerizar en las aguas onduladas de un "presente que se fué". Me reconozco, te reconozco y entreveo en aquella vida cotidiana, mayor sencillez, menor desasosiego, otro modo de llorar y ninguna razón aparente para el olvido. La vida tiene extrañas maneras de revolverse y romper con esa irrelidad del eje espacio-tiempo. Ahora, en tu poema, nos leemos como éramos. Y es verdad e inmanencia, y es revelación de lo nuestro. Nuestra juventud que lame la herida del otoñado exilio. Nuestra juventud que atisba desde su Isla Inalcanzable las orillas de nuestra voz ahora, aquí. Pudiera parecer melancolía. No, es más bien un adentrarse en lo que da miedo. En ese antes y después, en ese atemporeo latido, en ese parpadeo de lo real que aflora cuando dejamos que la poesía esculpa lo esencial, esculpa la niebla unamuniana, esculpa las nubes de Tagore, las brisas de Whitman, la música de Verlaine, los silencios machadianos, el juanramoniano jardín.
Gratitud. La poesía es gratitud. Lenta es su conquista. Arduo su camino. Pero la recompensa, cuando llega, no tiene precio, solo un inconmensurable valor.


Un gran abrazo,
Tuyo,
Viktor Gómez
Poetambre

Etiquetas:

miércoles, 23 de mayo de 2007


*

CANCION DEL ROMERO


*
Sobre

tu frente

romero.

*
-¿Sí, no?

Dime.

-No quiero.

*
Calla

romero.

*
Hojas

al viento

Tus sueños ...
*

Y preguntas

de nuevo.


Florece

romero.

*(Poema de Juan Sánchez Quiros dedicado)



*

Romero. Dieciocho años.
Una corona de romero sobre la frente
Zahara de la Sierra.
Yo te contaba.


***

*

PLEAMAR


(Ilustración Ana María Espinosa,
poema dedicado de Juan Sánchez Quirós)


Ana

no mires

la mar.

Mira

que después

se lleva,

tu voz

de agua

dormida,

lejana

por la marea.

Y se hará

eco remoto

en caracola

pequeña.

Ana

miraba la mar

y su silencio

de arena.



*


Hablaré de ti, amigo Juan, del romero,

de la pleamar anunciada en tus versos,

allá por enero de 1980.

Tomemos un rioja mietras recordamos

aquel tiempo de soles amarillos,

vino naciente y gallo en el tejado.

Sigo mirando el mar, no puedo evitarlo

e inhalando el perfume del romero en mi casa.



Etiquetas:



Viene sin procedencia.
Se agrupa desordenadamente.
Es el caos que toma forma
y se transforma,
mutaciones que desaparecen.
Se reagrupan de nuevo
sin desvelar su misterio.
Es lo más parecido
al vuelo de los pájaros.
1992.Ana María Espinosa.

Desempolvando viejas carpetas
rescato estas palabras
este dibujo
del olvido
y lo dejo volar
por la red.

Dormía hace años.


*



*

Etiquetas:

martes, 22 de mayo de 2007

Hablemos de felicidad



Gustav Klimt
(1862-1918)
Viena.







*

“Soy pintor, alguien que pinta todos los días de la mañana a la noche. (...) Si alguien quiere descubrir algo en mí (...) puede contemplar atentamente mis pinturas y tratar de descubrir a través de ellas lo que soy y lo que quiero.”





(Gustav Klimt)


Yo la trato, la maltrato,
la arrastro
en el ímpetu diario
en busca de la dicha,
la pisoteo, la recobro.

Vivir es la felicidad.
La meta es sólo un espejismo.
Camino sobre sus hilos de malabarista
sin dejar de caer y ascender de nuevo.

Vivir es lo que importa
sobre todas las heridas
los destrozos y las rosas
que nos moldean
el alma.

Y he dicho ...

Es solamente este momento
que se va.

El oasis que aparece
cuando nada se busca.
El que no se refleja
cuando se espera.

Es olvido del ser,
dar sin esperar
hasta la última
gota de sangre.

Lo importante es ser feliz
somos nuestras ruinas
ser
pues
sobre nuestros restos.


(Ana María Espinosa)


En la pequeña y desordenada libreta
que siempre llevo en el bolso, estaba ella,
en estos breves pensamientos que aquí dejo,
por si algún ojo, encuentra su luz o su sombra
en ellos, por si algún corazón la quiere ver
en estas esquinas imperfectas de mis palabras.


(Rgto.General Pdad.
Intelectual año 2007)







*


*

Etiquetas:

viernes, 18 de mayo de 2007

Andalucía

Nombrando Andalucía, suena una copla
de Carlos Cano:

En las noches de luna y clavel
de Ayamonte hasta Villareal
sin rumbo por el río, entre suspiros
una canción viene y va
Que la canta María
al querer de un andaluz.
María es la alegría, y es la agonía
que tiene el sur....

(María la Portuguesa)

Carlos Cano.
Voz de Andalucía
fue en Granada.
Corazón, voz, canto
vital, dulce-amargo.
Alma de sal y velero,
pasión de oleaje.
Marinero anclado
en el recuerdo de un fado
por La Caleta.





(Pau Valls)

*


Tengo una medalla

tallada en claveles

con aroma a patio y jazmín,

fuente, alcazaba.

Aquí la dejo

al sur de mis versos,

sobre un libro vivo

que escribe su historia:


Andalucía.










Etiquetas:

jueves, 17 de mayo de 2007

SIGLOS


*
*


(Ilhan Yildririm)



Todos estos momentos serán
un montón de olvido
en una llanura de sal ilimitada,
un arenal donde el tiempo será

minúsculo grano,
un grano que jamás

nadie encontrará.

*

(Ana María Espinosa)
(Rgtro.Gral.Pdad.
Intelectual año 2006)



*

Etiquetas:

QUIEN TODO LO QUIERE, TODO LO PIERDE

(Cintia Azpiroz.Fotografía digital)



Qué pocos son los amigos
que finalmente te quedan,
te venden por una gloria
por una envidia te dejan

Qué pocos los que al final
de corazón son sinceros,
orgullosos te acompañan
se alegran de tus progresos.

Qué pocos hombres he visto
que no dobleguen su gesto,
que mantengan su palabra
que lleven a Dios por dentro.

Más he conocido a otros
que siendo niños supieron,
lo que es andar desvalidos
y lo poco que tuvieron
dieron.

Qué mala amiga, qué falsa,
fiel consejera es la envida
que a la soberbia, a la intriga
incitan.

Al que un día llamó amigo
hoy lo arrastran por los suelos,
a quien colmaste de rosas
te devuelve mil desvelos.

Qué pocos son los amigos
qué regalo es del cielo
encontrar tan sólo uno
que te deje su pañuelo.

(Ana María Espinosa)
Rgto.Gral.Pdad.
Intelectual año 2006)
*
CITAS:

Todo lo que nace proviene necesariamente de una causa;
pues sin causa nada puede tener origen. PLATON.

El amigo de todo el mundo no es un amigo. ARISTOTELES.

No es pobre el que tiene poco, sino el que mucho desea. SENECA.
*
Verdades de la Biblia:
*
..Y hay amigos que se truecan en enemigos
y descubrirán tus enredos para tu vergüenza.
*
Miestras van bien las cosas será otro tú
y se mostrará afable con tus servidores.
Pero si eres humillado, se volverá contra ti
y evitará tu mirada.
*
El ojo del envidioso no se sacia con su parte
y la injusticia perversa seca su alma.
*
Los hombres rectos son guiados por su integridad
y los pérfidos son destruídos por su propia malicia.
*
El insensato manifiesta al instante su cólera,
más el hombre prudente sabe disimular una ofensa.
*
Los labios veraces permanecen por siempre,
pero la lengua mentirosa dura un instante.
*
*

Etiquetas:

lunes, 14 de mayo de 2007

"DESENTERRADOR DE VIVOS"

27 de Abril 2007

Presentación del libro
“Desenterrador de vivos”
en la Sala Compañía de
Jerez de la Frontera.






Carlos Edmundo de Ory.
(Cádiz, 1923)








“Tótem revolútum”

No soy más que un escobero
Un guardajoyas cualquiera
Un pisaúvas un matón
No soy más que un angelote

Soy en esta tierra un pillo
de siete suelas un títere
un tiesto un encapuchado
un fresco que toma el fresco

Soy un doliente arlequín
y un guardagujas nocturno
un tonto de capirote
un maestrescuela excomulgado

Además soy ¡qué sé yo!
Un cachivache eterno
Un violín en la cocina
Un palillo en el desierto
Una vela encendida en una roca
Una regadera en el mar
¡Y un andaluz en un andén!

(Carlos Edmundo de Ory)




Santiago Burgos Mateo.


Fernando Polavieja canta
este poema de Carlos Edmundo,
dejándonos la imagen del poeta
en un solitario andén
de partidas y regresos
y termina tarareando:

¡Yun an da luz… en un an dén!,
¡Yun an da luz… en un an dén!,

Desde la infancia recuerdo a Fernando
con su guitarra, su aguda voz,
sus bromas, su optimista energía,
junto a mi tío José María Gutierrez
y demás primos y amigos,
ensayando a la guitarra, a la batería.

Recuerdo sus actuaciones
en el Club Nazaret de Jerez y
en las verbenas de los barrios.
Recuerdo esa canción que decía:
“Eran cinco borriquillos que pastaban
por el campo, y de pronto vino el lobo ….”
¡Ellos formaban uno de mis grupos de los años sesenta!.
Recuerdo sus guateques, la juventud
que les rebosaba en los ojos,
volcada en aquellas composiciones musicales,
y recuerdo sobre todo, sus sueños …
Yo los espiaba hasta que me descubrían
y claro…. de los guateques me largaban
del tirón.

*
“Rosa Mía”

Aquí estoy enseñando a comer nieve a la gente
Dando estrellas a la gente
A todas las horas viene gente
para verme y besarme en los ojos
La física nuclear no me sirve para
comprender por qué lloro por amor
Siéntate siéntate conmigo aquí
TODO LO QUE ES BELLO ES FIEL
¿Por qué no quieres vivir conmigo
como si fuéramos ángeles?
TE MIRO.

(Carlos Edmundo de Ory)


….Este otro poema,
lo canta Luis Eduardo Aute.

Aute…, ¡cuántos recuerdos,
cuántas horas con tu voz
a solas, soñando tus sueños!,
¡Cuánta juventud alimentada
con el pan de tus versos sonoros,
con esa delicada manera
de impregnar de notas
la alcoba!
¡Cuántas cosas pasaron
de la sombra a la luz
de la luz a la sombra
en aquellos años, cuántas!
Sígueme cantando.

De tanto soñar tu canto
de tanto aprender tu verso,
verso con hilos de tu guitarra
estas palabras para ti, Luis Eduardo:


En un Alba dibujado con la magistral
inspiración de quien se sabe
De alguna manera
etéreamente en ti,
a Las cuadro y diez
arrebatado por las musas.
Anda, es Tarde, muy tarde,
mírame a los ojos y respira y dibújame
De noche todo el día.
Por favor Slowly, Entre amigos
en la noche, sin Alevosía,
sigue siendo un ángel:
No te desnudes todavía, me muero
Sin tu latido, a cambio te ofrezco
El universo en Un ramo de viento,
todo para ti, arrastrado en un beso.



La dedicatoria que Fernando Polavieja y Luis Eduardo Aute,
dejaron, aquella noche, en mi libro.



***

Carlos Edmundo de Ory:
Solamente, un nombre así,
ha de levantarse cada día
con un poeta:
Ed- mundo
Ory- ginal
Ory- noco
Ory- pronobis

De Cádiz a Madrid: Cuarenta y dos
De Madrid a Francia: Cincuenta y cinco.
Al collage, Atelier de Poésie Ouverte,
al juego de las palabras;
Pegamos, cortamos, tiramos
mientras nos reímos
entre el dolor y el amor
en los libros que no mueren,
en el “todo” que estaremos
en esa cartilla cada vez más amplia
de la que nos dices, más dolor, gran peso.
Pero ¿Tú tienes edad?.




Dedicatoria de Carlos Edmundo y flor de Laure Lachéroy,
a éste, como él mismo llama, “Libro de Ana María”.




Carta de 1984, de Carlos Edmundo de Ory, a su padre, Eduardo de Ory (Poeta modernista. Cádiz.1884-1939), con ocasión de la celebración de su centenario:

Soy un poeta que ha llegado a su madurez, y no se me olvida tu profecía. Aquel poema tuyo “A mi hijo Carlos”, cuando yo era un niño de cuatro años. Padre poeta y vaticinador, me viste tal y como yo era de pequeño y presagiaste mi futuro...”Tú serás poeta, / poeta preclaro; / ¡serás... mi obra magna / y mi mejor lauro!”.



Eduardo de Ory,
una vez
a su hijo, un niño
de cuatro años
vaticinó el dolor,
la gloria
de ser un árbol
de versos.
Su más emblemático
laurel,
su legado poético.

Carlos tiene ojos de niño
tras sus ochenta y cuatro
inviernos,
Tras las arrugas tiernas
de su rostro,
y brillo azabache
en la noche de sus iris.
Tiene
veranos de jardín,
trasgresión,
lágrimas,
una caja
llena de enredos.


Hombre escobero
de ramificada locura.
Un cachivache de papel
que travieso,
salta de la estantería
para tomar el próximo tren.

Alzan el vuelo sus versos,
emigran a los libros azules
de la historia,
las palabras
siempre vivas,
desenterrando
amaneceres en otra tierra
anunciada.

¡Qué sé yo!.
Además soy.


Decía Carlos Edmundo en la presentación
de su libro:


No soy un peral.
Soy un hombre







Un peral, no da las gracias
por ser un árbol,
por dar peras.
Yo soy un hombre
poeta a ratos,
cuando escribo
mientras escribo
el poema.
Soy, no un árbol, si no
un hombre que da poemas,
como el peral
da peras y no da
las gracias por ello.
No concibo la poesía sin locura.

La poesía está en el poema o no está.
No voy a dar las gracias por ser lo que soy.







Voy a hablar de las cosas que me gustan:

por ejemplo, de los mercados de frutas
al aire libre.
El color de los tomates, de frutas y verduras,
sus texturas.
El otro día pedí que me llevaran a un mercado de frutas
y me llevaron a uno de esos grandes almacenes
donde la fruta parece estar encuadernada.
Era un mercado encuadernado, todo ordenado.
¿No hay mercado de frutas al aire libre en Jerez?.
¿Me llevaréis a visitar uno?.

Claro que sí, Carlos, te llevaremos. Nos comeremos
los tomates aliñados con aceite de oliva,
ajo picado y una pizca de sal.
Y como estamos en Jerez, lo acompañaremos
con unas copas de vino fino,
oloroso o amontillao
y unos langostinos de Sanlucar,
un buen queso, unas olivas y
un jamón de pata negra.

Un gazpacho o un caldito con hierbabuena.
Una berza con “pringá”, un tocino de cielo … …

Interminable la gastronomía
de esta tierra,
de soles y de viñas,
de sierra y costa,
de pueblos blancos.

Después, montaremos en un coche de caballos
un día de primavera, e iremos a la Fería de Mayo
de Jerez de la Frontera.

Desenterrador de vivos y de frutas
Del espontáneo devenir de los colores
Del caudal mágico de la poesía.

Siemprevivo entre los muertos.


Ana María Espinosa Gutierrez.













Etiquetas: